Jamás ha mencionado la frágil posibilidad de quedarse para siempre. Creo que ha comprendido mi teoría retórica sobre la pertenencia,aunque por estos días le busco con ese afán libidinoso de inmortalizarme en su regazo. No puedo negarme a su galaxia de alfas, betas y antares. Mucho menos a esa magia que a destellos embarga todo cuanto toca, y esparce vida sobre los rincones más áridos de mi existencia. Aún así, aquí punza el miedo.

Liena T. Flores
Derecho Reservado de Autor

Fotografía: imagen pública tomada de la web

9769941D-C1C8-4B78-B6D1-94C3C4BEECAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s