Arenas del pasado

 
Un atardecer sin nombre me regala el aroma de las flores silvestres, la hierba verde que crece erguida desde la tierra húmeda, la sinfonía de los pájaros de invierno sobrevolando un cielo azul de nubes multiformes. Respiro una quietud inigualable, y en la quietud se asoman las arenas del pasado. Ahí estás tú, con las manos temblorosas y frías contorneando mi espalda, estrechándome con la fuerza centrípeta de tu amor gitano, el clásico despliegue de besos en la nuca, la respiración pausada, musitando un te amo.

img_0726

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s