חבר נפש

‎ Escucho el eco de tus pasos atravesando las calles de una ciudad sin nombre. Me he descubierto respirando de tu oxígeno, percibiendo el calor de tus manos. Imagino que tu mirada es el reflejo de los ríos y mares que convergen para traerte aquí. Imagino que sientes lo que siento, qué sabes que existo, que tu corazón reconocerá la memoria ancestral que nos une. Porque esta sensación de sentirme nómada, de verte en los atardeceres del cielo y en las sombras grises de la luna, se va haciendo ilógica.

Liena T. Flores
Derecho Reservado de Autor

36F90826-39A7-46C0-961E-1B3926378F95

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s